JÓVENES

Su función principal es velar por el crecimiento espiritual, moral e intelectual de adolescentes y jóvenes; entre los 12 y 35 años. Fomentar la armonía y la unidad en el pueblo de Dios, ayudarlos a descubrir sus talentos y dones y desarrollarlos sirviendo al Señor en los diversos ministerios de la Iglesia.

"Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza." (1 Timoteo 4:12)

IMG-20220924-WA0086342_edited.jpg